lunes, 10 de junio de 2013

¿CÓMO AYUDO A ELEVAR LA AUTOESTIMA DE MIS HIJOS?


La autoestima es el grado en que uno se quiere a sí mismo. Le atribuimos un valor (positivo, negativo, alto, mediano o bajo) a nuestras características personales, como si nos midiéramos con una regla y nos colocásemos en un punto determinado de ella. En este sentido, la autoestima implica conocer las cualidades y defectos que uno tiene.

Desde muy temprano, formamos nuestra autoestima a partir de la interacción con otras personas, a través de varias fuentes:

  1. Los adultos del contexto cercano (padres, maestros, familiares) transmiten mensajes sobre las características de los niños: “linda”, “inteligente”, “simpático”, “terrible”, “travieso”…  Los niños van absorbiendo todos estos mensajes y así se van formando una imagen de quiénes son y cómo son ellos. Por otra parte, los adultos también son los primeros modelos que los niños tienen a imitar.

  1. Los otros niños (en escuela, juegos) actúan también como transmisores y modelos, pero además son puntos de comparación, sobre todo si tienen la misma edad: “él es más avispado que yo”; “yo soy más inteligente que tú”, “los demás son más divertidos que yo”…

  1. A través de la socialización, aprendemos los valores adoptados por nuestra cultura (familia, escuela, medios de comunicación, etc.). La sociedad nos indica cuáles características personales son aceptables y cuáles no son deseables.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de los extremos de la autoestima?

Tendemos a creer que una alta autoestima es deseable porque dispone a la persona para producir y relacionarse mejor con los demás. Se asocia con bienestar, mejor salud, satisfacción y éxito. Sin embargo, cuando la autoestima es muy alta, se corre el riesgo de tener metas demasiado optimistas que pueden resultar inalcanzables, una personalidad arrogante que genere problemas de adaptación a grupos (por creer que los demás son menos eficientes) y carencia de empatía (lo cual haría difícil el establecimiento de vínculos duraderos y confiables a lo largo de la vida).

Por otra parte, una baja autoestima suele considerarse desfavorable para la producción y el desempeño exitoso del individuo en el logro de sus metas. Se asocia con malestar, inconformidad, enfermedad y estancamiento. La baja autoestima es una desventaja en sí misma.

Una muy baja autoestima puede relacionarse con el desarrollo de problemas emocionales (depresión, suicidio), personalidad vulnerable o sumisa (víctimas fáciles), poco poder para tomar decisiones y dificultad para sostener una vida independiente.

¿Cómo podemos ayudar a elevar la autoestima de nuestros hijos?



- Aumentar el contacto cariñoso: abrazar, besar, decir “te amo” con más frecuencia.

- Elogiar sus pequeños y sus grandes logros, aun cuando pensemos que su deber es hacer las cosas bien.

- Aumentar nuestra comunicación. Hablarles más, sermonear menos. Mientras mejor nos comuniquemos, más fuerte será la confianza entre nosotros.

- Apoyarlos para enfrentar el fracaso (acompañarlos en sus aprendizajes, revisar los errores, enseñarles a corregirlos, orientarlos para empezar de nuevo).

- Evitar las descalificaciones y las comparaciones (usualmente, las personas con baja autoestima se sitúan en el lado desfavorecido; por eso se sienten disminuidas).

- LO MÁS IMPORTANTE: aceptarlos como son. Si logramos esto, la consecuencia es que se aceptarán a ellos mismos, serán personas orgullosas y felices.

¡Empecemos hoy!


3 comentarios:

Anggie Ramos dijo...

Hola doctora me interesó este tema pero sabes , yo tengo un niño de cinco años y es todo lo contrario, k hasta incluso no sé k hacer tengo lladas de atención en el colegio ,k se distrae conversa mucho y no avanza en las tarea hasta incluso,me dijo la profesora k es el último en terminar las tareas , pero sabes k doctora, ya hice y siempre lo he hecho ,cosa k el pueda estsr bien , sobre todo en el colegio, yo le leo cuentos lo llevó al parque, lo premio cuando avanza su trabajo etc ya no se k hacer , ayer me puse a conversar con el y demostré k está trizte más k molesta e incluso hasta lloré frente a mi niño y le dije k yo lo amo y me preocupo x el, hasta le pregunté con los ojos con lágrimas ) k es lo k kiere xk se porta así , y me dijo k no le hago caso , y yo le respondí en k forma no te hago caso! Y el kiere k vea la tele , k me acueste con el...pero doc yo tengo k hacer las cosas de casa xk yo soy padre y madre lo llevo al colé y lo recojo a las 3pm y despz estoy todo el día con el ,k puedo hacer xfavor ,no k hacer

Anggie Ramos dijo...

Hola doctora me interesó este tema pero sabes , yo tengo un niño de cinco años y es todo lo contrario, k hasta incluso no sé k hacer tengo lladas de atención en el colegio ,k se distrae conversa mucho y no avanza en las tarea hasta incluso,me dijo la profesora k es el último en terminar las tareas , pero sabes k doctora, ya hice y siempre lo he hecho ,cosa k el pueda estsr bien , sobre todo en el colegio, yo le leo cuentos lo llevó al parque, lo premio cuando avanza su trabajo etc ya no se k hacer , ayer me puse a conversar con el y demostré k está trizte más k molesta e incluso hasta lloré frente a mi niño y le dije k yo lo amo y me preocupo x el, hasta le pregunté con los ojos con lágrimas ) k es lo k kiere xk se porta así , y me dijo k no le hago caso , y yo le respondí en k forma no te hago caso! Y el kiere k vea la tele , k me acueste con el...pero doc yo tengo k hacer las cosas de casa xk yo soy padre y madre lo llevo al colé y lo recojo a las 3pm y despz estoy todo el día con el ,k puedo hacer xfavor ,no k hacer

Unknown dijo...

Hola doctora , yo tengo un hijo de 15 años que es diferente a los demás él empezó a hablar a los 4 años no sé si eso es normal aunque los doctores me dijeron que si, en estos momentos el casi no habla ni con nosotros, no le gusta salir , no le gusta que lo visiten , lo han invitado a salir sus amiguitos al cine y siempre pone peros para no ir , yo le digo que haga amistades y dice que él tiene muchos amigos en la escuela pero nunca sale con ellos, siempre le tengo que decir que salude , que diga gracias que se despida y veo que le cuesta mucho trabajo hacer eso y desde chiquito fue así, antes pensaba que era tímido pero un día que porfin pude sacarle unas palabras dijo que él no era tímido que él pensaba mucho hacerca de sus miedos pero hasta ahí me dijo. Su palabra favorita es "yo no sé ". Le encanta estar viendo videos chistosos y el solo está muerto de la risa ,las veces que he hablado con el es de cosas que lo hagan reír solo asi habla conmigo. Siento como si estuviera hablando con un niño de 5 años por las tonterías que aveces me contesta , pero no siempre es así por eso me confundo mucho Usted cree que él puede tener algún problema ??